AIMASU (OCTUBRE 2010)

 

EL DIA  “AIMASU”


En casi dos años de compartir  viaje entre Palma e Inca con Paco Sensei, me comento en una de esas idas y venidas, ¿Toni?  tenemos que poner un nombre  a la clase de Aikido que compartimos diferentes Dojos, un nombre que sea plural, que no defina nada en concreto, una definición que nos haga a todos participes de este día, que aunque la clase este dirigida por los profesores, ellos también sean practicantes y que los practicantes a la vez sean profesores. Que sea una comunión entre ambos. Que sea un día en que la práctica del Aikido, sea la luz que brille nuestros caminos.

La verdad es que esos días estaba un poco embotado y  no se me ocurría nada, pero cuál es mi sorpresa al ver en nuestra página web la definición de esta clase,  “AIMASU” a toda prisa me dispuse a buscarla en el diccionario en japonés  para saber su significado:

AIMASU:    あいます ver a, encontrarse con.

Pienso que es una definición muy acertada, puesto que este día de práctica de Aikido no quiere ser más que “ver a y encontrase con”. Con amigos que ves cada día pero también con amigos que ves menos o hace tiempo que no vemos por circunstancias del día a día o por temas del mundo terrenal que nos separan entre nosotros.

Paco Sensei organizo el día AIMASU, de tal manera que los cuatro profesores presentes aportaran su experiencia entre todos, en primer lugar Diego Polo Sensei inicio la clase con el Aiki Taiso y una técnicas de Aikido, seguidamente Jaime Oliver Sensei (Profesor del grupo de Palma), más tarde Toni Matamalas Sensei y por último el profesor del grupo de Inca Paco Sensei clausuro el día.

Es difícil expresar con palabras como más de treinta participantes, de forma voluntaria y con el único interés de formar parte de una práctica en común son capaces de sincronizar energías y buenas voluntades en el estudio del aikido.

Al finalizar la clase Paco Sensei tuvo unas palabras de agradecimiento, por haber tenido la ocasión de compartir una vez más el Aikido O’Sensei. Cediendo la palabra a Jaime y Diego Polo ellos también demostraron su gratitud. Yo personalmente comente que si no fuera por estas clases  “AIMASU”, hace tiempo que el aikido hubiera perdido todo el sentido, puesto que con los años uno se cansa de los oradores que componen palabras artificiales de corazones vacíos y rotos.

El Aikido de O’Sensei, es algo más sencillo. Tiene que ser capaz de llegar a todas las gentes de este mundo, pero no a sus cabezas, no debemos tener un cuerpo para poder transportar nuestra cabeza. Debemos de tener un cuerpo para absorber, aspirar y proyectar  los conocimientos de O’Sensei, la experiencia del día a día que nos ofrece la vía, debemos ser libres de pensamiento y capaces en esta libertad de debatir conocimientos e ideas que nos hagan a todos más Personas¡¡¡.

Gracias por el comentario de Gárgola que define el día AIMASU:

 

Gárgola

7 Octubre 2010 a las 10:07 am

La clase especial de Aikido fue fantástica, todo una gran experiencia practicar de tan grandes maestros, así como poder estudiar tanto de “tori” como de “uke” con los/las diferentes compañeros/as.

La guinda final estuvo en la cena, ya que hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en compañía de otros.

Sin más me despedido, agradeciendo el hecho de haber estado invitado, y poder formar parte.


Después de la clase Aimasu, fuimos a cenar a un cercano restaurante regentado por Pedro un compañero / practicante de  Aikido. Del excelente ambiente podéis ser testigos viendo las fotos en nuestra página WEB.

“Vencer sólo significa que algún día seremos vencidos.

El vencedor de hoy será vencido mañana.

En nuestra juventud somos físicamente fuertes,

Pero esta fortaleza física se desvanece con el paso de los años,

Y un hombre más joven será capaz de derrotarnos.

Vencemos, solo porque otros son derrotados,

Estas victorias son siempre relativas”.

 

O’Sensei.

 


Toni Matamalas-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.